OBRAS

SERVICIOS

TURISMO

Perú cumple 200 años de Independencia

28 de julio de 1821, día histórico de grata Recordación en la vida Política del Perú, un día como hoy hace 200 años nacimos como País libre, día memorable que fue el epílogo de una larga y nefasta etapa de dependencia iniciada con la presencia de Francisco Pizarro en tierras americanas allá por el año 1532.Presencia española que trajo sufrimiento, explotación, ambición desmedida y desprecio por los nativos e indígenas al punto de causar su ruina social y su auténtica identidad cultural con la imposición de sus usos y costumbres medioevales europeas serviles situación de sometimiento y explotación insoportable por las generaciones que les tocó vivir esta etapa bajo el yugo español y que a la vez con el correr de los años fue el caldo de cultivo de muchos intentos de Rebelión por la libertad, entre los que no podemos dejar de mencionar y destacar la Rebelión de Cacique Cusqueño Túpac Amaru y su esposa doña Micaela Bastidas.Hechos como el mencionado por la libertad, se suscitaron siempre, con cruentos resultados de anónimos Mártires que se sacrificaron por el nacimiento de un nuevo orden Político- Social. Hechos de lucha que se coronan el 28 de Julio de 1821 con la presencia de la corriente libertadora encabezada por el General San Martin, quien la mañana de aquel lejano día en la plaza central de Lima decreta la Independencia del Perú con una extensa proclama cuyas palabras finales encendidas de fervor patriótico vale recordar y repetirlo hoy día con ese mismo entusiasmo y fe:¡…”El Perú es desde este momento, libre e independiente!Por la voluntad general de sus pueblosY por la justicia de su causa que Dios defiende”!¡VIVA LA PATRIA!¡VIVA LA LIBERTAD!¡VIVA LA INDEPENDENCIA!De manera que hace dos siglos nacimos como una patria libre, una nueva Nación sin dependencia política; una Nación que debía regir su propio destino, un País nuevo que debía consolidarse y desterrar la amenaza de la terquedad y acechanza del opresor y la debilidad de su conciencia colectiva como la nueva Nación conformada por indígenas, criollos, mestizos, mulatos; que poco entendían de la valiosa herencia de Libertad y Democracia que recibían en heredad desde ese histórico día.En verdad somos un país que nacimos con temores, con muchas dudas Respecto de nuestro futuro destino; al punto que el mismísimo Libertador San Martin, por nuestra inmadurez colectiva, proponía mientras tanto ser Gobernado por un monarca traído de Inglaterra o Alemania.Nacimos como un País en un crisol de razas e intereses diferentes que aún no logramos consolidar, de lo cual se siguen aprovechando los caudillos y oportunistas que aparecen en cada proceso Democrático para tomar las riendas de nuestro destino y terminamos sumando una desilusión más.Somos aun un país democráticamente frágil obligado a dejar atrás dos siglos de desatención a las mayorías, para lo cual debemos dejar atrás la convulsión que generan los procesos electorales con caudillos populistas que nos dividen y nos polarizan como País.Somos un País adolescente de 200 años, donde hemos construido y mantenemos una República aun inmadura, frívola, disociada de nuestra Realidad y lejos de nuestras aspiraciones legítimas.Hoy después de 200 años de vida Republicana aún tenemos una queja con la clase dirigencial, con la clase Política que no ha sabido responder a los grandes necesidades y retos de la población que le sigue confrontando su destino.El Bicentenario nos encuentra con heridas abiertas causadas por crónicas lacras sociales como el caudillismo, las utopías ideológicas extremas, el populismo, el odio, la discriminación, la exclusión, la corrupción con blindaje a todo nivel, la impunidad, etc, que mantiene al País en una cama UCI y aun no somos capaces de encontrar la vacuna que lo salve.Sin embargo este panorama sombrío jamás debe desesperarnos. Por el contrario es necesario e imperactivo que nos revistamos de las galas de la esperanza, coraje, trabajo, prudencia, tolerancia y sobre todo con unidad, con fraternidad.Un país se levanta cuando sus ciudadanos luchan por principios Realistas, por fines supremos, por el bien común.Después de 200 años de existencia Republicana, considero que necesitamos sembrar paz y no odio, sembrar esperanza y no desaliento, sembrar unión, cooperación, solidaridad, desterrando la discriminación, la indiferencia. Nada bueno nace, ni crece del enfrentamiento fratricida o de Revoluciones Radicales, tenemos la obligación a partir del BICENTENARIO de luchar por una Reconstrucción con unión, con decisión, en torno a grandes acuerdos que movilicen a las mayorías por fines nobles como la igualdad en todo sentido.Estos 200 años hemos conseguido apenas mantener y de mala manera la independencia y libertad política del yugo opresor y aun no logramos vencer el yugo de la Guerra por la Independencia económica a pesar de los ingentes y diversos recursos naturales que poseemos, tal vez porque hasta ahora falta seguimos desunidos y equivocando el camino a seguir. Eso tiene que cambiar.Nos toca después de DOS SIGLOS de vida Republicana hacer una profunda Reflexión de nuestra Educación, de nuestra economía, de nuestra institucionalidad con permanente practica de valores, tenemos que ser acuciosos, mas autocráticos, imparciales, justos, generadores de consensos, mas emprendedores para lograr el Rosto nuevo que necesita el País.También nos toca incluir a los jóvenes líderes para que tomen acciones y hagan su aporte innovador al desarrollo del Perú, en un ambiente Reflexivo, inspirado en supremos objetivos de grandeza e igualdad en conexión de las viejas generaciones Líderes.Finalmente, en este solemne día de la Patria que Recordamos y celebramos orgullosos el Bicentenario del nacimiento como País libre políticamente, nos nota mirar y avizorar el mañana con esperanza, con optimismo y hacernos cada uno la promesa del cambio personal y ofrecer el mejor aporte que podamos brindarle en aras de un nuevo rumbo por su grandeza, en unidad y fraternidad Nacional.Dios nos conceda este anhelo y derrame sus bendiciones a todos y cada uno de los Peruanos que aman el Perú, que la guíe de su amor sea fuente inspiradora del cambio y desarrollo permanente para todos y para el país.

¡VIVA LA PATRIA!

¡VIVA EL PERÚ!

¡VIVA CANCHAQUE!

FELICES FIESTAS PATRIAS….

COMPARTIR NOTICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

COMENTA ESTA NOTICIA

Municipalidad Distrital de Canchaque